Debate sobre la superioridad de la mujer

Autores/as

  • P. Lynd
  • S. Kierkegaard

Resumen

P. Lynd - S. Kierkegaard
(Traducción: Pablo Uriel Rodríguez - Yésica Rodríguez)

En la Dinamarca de la década de 1830, siguiendo las ideas revolucionarias francesas, las mujeres educadas de entornos acomodados, contrariamente a la posición que habitualmente ocupaban como ama de casa al servicio del marido y los hijos, comenzaron a participar de la vida cultural y se aventuraron a salir al mundo masculino. Este acto -cauteloso, pero eminentemente emancipatorio- no tardó en obtener respuesta por parte de los hombres que hegemonizaban la escena cultural danesa. En este sentido, Heiberg consideraba que si bien los varones poseen una razón más potente y mayor facilidad para la dialéctica, las mujeres, por su parte, poseen una sensibilidad infalible para captar la verdad y para contemplar, sin perturbaciones, la realidad sobre la cual se funda su ser. El tema de “la mujer” era adecuado para su tratamiento, aunque no siempre en un sentido “positivo”. Por ejemplo, el estudiante Lind, tal vez con intención de impresionar y captar la atención del maestro Heiberg, escribe un artículo que fue aceptado y publicado por Kjobenhavns fiyvende Post el 4 de diciembre de 1834. El artículo titulado “En defensa del origen superior de la mujer” tiene un tratamiento irónico y cómico, en el que afirma que la mujer es un ser super-terrestre y como tal sólo un objeto de veneración, y que debe actuar sólo para mostrarse en su gloria. El escrito de Lind provocó que Kierkegaard hiciera su debut literario, como pseudónimo, escribiendo sobre las mujeres, un 17 de diciembre de 1834. Aunque ambas contribuciones están orientadas a los hombres y carecen de un interés serio o crítico acerca de la posición de las mujeres en la sociedad; el artículo de Kierkegaard destaca, al contrario que el de Lind, por su ingenio y humor que llegarán a ser una de las marcas características de sus posteriores escritos. Como era de esperar el artículo de Kierkegaard captó inmediatamente la atención de los autores del círculo de Heiberg, de los cuales, por cierto, se burla audazmente. Kierkegaard asegura que aún antes de que el hombre hubiera nacido, Eva tomaba lecciones de filosofía con la serpiente y las practicaba, a fin de probar su talento especulativo.

Descargas

Publicado

2022-03-04

Número

Sección

Material de estudio