Tesis de doctorado en Ciencias Sociales UNGS-IDES

Entre el “escrache” y la “gestión”. La trayectoria del movimiento de derechos humanos en la Argentina y su vinculación con el Estado a la luz del caso de H.I.J.O.S. (2003-2015)

Tesista: Carolina Sofía Tavano

Director: Enrique Salvador Andriotti Romanin

Codirectora: Melina Vázquez

Jurado de defensa: Emilio Crenzel, Santiago Cueto Rúa, Francisco Tomás Longa

Fecha de defensa: 26 de marzo de 2021.

Esta tesis se centró en el estudio de la relación entre la agrupación Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S.) y el Estado nacional entre los años 2003 y 2015. Para ello se observaron los cambios y las continuidades en las interpretaciones y los posicionamientos de los militantes (HIJXS). A partir del análisis de este caso, se buscó contribuir a la comprensión del vínculo entre el movimiento de derechos humanos y el Estado de forma más amplia, considerando sus dinámicas y transformaciones históricas a lo largo del período bajo estudio.

La investigación se orientó por una perspectiva teórica interdisciplinaria, en diálogo con los estudios sobre movimientos sociales y acción colectiva, el activismo militante y las políticas de la memoria, en línea con los enfoques socioantropológicos del Estado y apuntando a abordar el problema desde una mirada multidimensional, reponiendo niveles micro, meso y macro que consideren la perspectiva de los actores, la configuración de los grupos y la trayectoria en clave generacional sobre determinados contextos sociohistóricos.

La problematización emergió a raíz del registro de un desplazamiento de un sector de los HIJXS, desde una militancia marcadamente autonomista hacia una de matriz más institucionalista. Mediante esta última, ese sector de los HIJXS llegó a contemplar la posibilidad de articular con actores estatales y gubernamentales e incluso de integrar ellos mismos esos espacios. Las indagaciones se centraron en analizar el alcance de esta reconfiguración y sus efectos en el interior de la agrupación y en relación con otras organizaciones de derechos humanos, además de comprender cómo y por qué estos cambios fueron posibles en el escenario político comprendido por los gobiernos kirchneristas.

En primer lugar, se reconstruyó la trayectoria de H.I.J.O.S. y se caracterizaron los escenarios sociohistóricos y políticos atravesados. En segundo lugar, se analizaron diversas experiencias que permitieron observar zonas de convergencia y articulación de sus militantes con lo estatal. Estas se constituyeron por su participación en la “recuperación” y la gestión de espacios de memoria, en la gestión de la Secretaría de Derechos Humanos nacional y en el desarrollo de las carreras políticas y laborales de algunos militantes en espacios de gestión pública o de gobierno.

Mediante este recorrido se pudo observar que aquel desplazamiento militante no fue lineal ni homogéneo, sino que fue resultado de un movimiento progresivo que presentó, a su vez, divergencias entre las regionales de H.I.J.O.S. y sus militantes.

Un elemento que permitió comprender esta transformación fue la configuración de un ethos militante propio de la generación de los HIJXS, que recuperaba elementos presentes en los ethos de generaciones anteriores (la militancia revolucionaria de los setenta y la militancia humanitaria predominante en los ochenta) y que los emparentaba con otros grupos de jóvenes militantes movilizados al calor de las protestas contra las reformas neoliberales en los noventa. A pesar del predominio de una matriz autonomista en aquellos años, fue posible encontrar en la base de este ethos una raíz institucionalista que habilitó la posibilidad de reconciliarse con la democracia representativa y con el Estado, a partir de la llegada de gobiernos nacionales que fueron interpretados como potenciales aliados sobre la base de su afinidad política.

En línea con la trayectoria de otros actores de esta generación militante y de algunas otras organizaciones de derechos humanos, el kirchnerismo supuso para un sector de los HIJXS una oportunidad política para avanzar sobre su propia agenda. De modo que se estableció una alianza que generó también redefiniciones políticas e identitarias, y modificó la propia organización.

Al mismo tiempo, en este escenario tuvo lugar un proceso de legitimación social de la figura de los HIJXS, como condensación de un conjunto de atributos valorados también en el campo político. Entre estos, se identificaron principalmente la trayectoria militante acumulada en el campo de los derechos humanos y en espacios político-partidarios, además de las credenciales educativas, entre otros capitales sociales y simbólicos.

Las posibilidades que aquel ethos militante generacional habilitó y la capitalización de esta legitimidad les permitieron a algunos HIJXS avanzar en el desarrollo de sus carreras políticas.

Más allá de las particularidades que presenta el caso de H.I.J.O.S., de algún modo sus militantes cristalizaron una serie de posibilidades que ya estaban latentes entre las organizaciones de derechos humanos, expresando un conjunto de ideas y acciones acumuladas en el tiempo. Así, su cooperación con los gobiernos y su inserción en el Estado alcanzaron niveles más intensos que en los casos de otras organizaciones de derechos humanos, y algunos HIJXS llegaron a desempeñarse laboralmente en espacios estatales o incluso a asumir cargos de responsabilidad política en los gobiernos.

Además de constatar este cambio de orientación de los HIJXS frente al Estado y los gobiernos y de explorar los motivos subyacentes en este proceso, lo que este recorrido permitió mostrar fue que la propia praxis, a través del trabajo y la militancia en escalas estatales acotadas o de mayor proximidad, redefinieron tanto al Estado como a H.I.J.O.S. durante el período kirchnerista.